UN VUELO NOCTURNO EN HELICÓPTERO POR DOWNTOWN L.A. – A flight through downtown L.A. by night

Tras pasar todo el verano trabajando en Alaska y dos mesecitos de relax en Vancouver bajé con mi primo a conocer L.A. Y con quién mejor que con él pues es actor y vive en Hoollywood.

After working in Alaska for the whole summer and spending two months in Vancouver I was invited to L.A. by my cousin, and nobody better than him to show me around as he’s an actor and lives in Hollywood.

LA2

LA6

LA

Pidió a su amigo piloto que nos diera una vuelta en su helicóptero y este accedió. Fue un fantástico vuelo nocturno por downtown L.A. que no olvidaré. ¡Gracias Mark!

He asked a friend who owns a helicopter to fly us around and he accepted. it was a fantastic night flihgt through downtown L.A. Thanks Mark! It was great.

LA5

LA12

Así se ve Los Angeles de noche desde el cielo:

L.A. at night seen from the sky:

LA3

LA4

LA9

LA10

LA11

¡Espectacular!

Anuncios

HALIBUT, UN ENORME FLETÁN -Halibut, a huge flounder

El halibut es un pez plano, parecido al lenguado pero muchísimo más grande. Puede llegar a medir 3 metros y pesar más de 300 kg. Vive en el Pacífico y Atlántico Norte.

Halibut is a flat fish that can grow up to 3 meters and weight around 300 Kg. It lives in the Pacific and North Atlantic oceans.

halibut2

Cuando nace tiene un ojo a cada lado, como la mayoría de peces, pero a los seis meses uno de los ojos acaba en el otro lado y el pez toma el aspecto plano que lo caracteriza.

El halibut vive en el fondo marino, se sabe que puede llegar a una profundidad de 2000 metros. Se alimenta de cangrejos, pulpos y otros peces, hasta de su misma especie.

Sus depredadores son el león marino, las orcas, el tiburón y el ser humano, pues su carne es muy apreciada.

As a new born it has one eye on each side as most fish do but at the age of 6 months one eye migrates to the other side making them look like a flounder.

Halibut lives at the bottom of the sea. It can go down as deep as 2000 meters. Its diet consists of crab, octopuss, fish and everything that fits in its mouth. It even eats its own species.

Its predators are sealions, orcas, sharks and humans, as its flesh is highly appreciated.

halibut

Este pez no se reproduce hasta los ocho años, cuando su tamaño es de aproximadamente unos 76 cm. y es por eso que la pesca de individuos inferiores a esta medida está totalmente prohibida.

La pesca comercial del halibut es una de las más lucrativas.

En Alaska, cuando pescan un halibut de gran tamaño le pegan un tiro al sacarlo del agua, pues no hay otra manera de darle una muerte rápida a tan gran y peleón pez.

This fish doesn’t mate until its 8 year, when it’s around 76 cm. and that’s why it is not allowed to fish halibut under that size.

Halibut fishing is highly lucrative. In Alaska they shoot big fish to kill it.

halibut3

Trabajé de deckhand en un barco que llevaba clientes a pescar halibut. Ayudaba con los cabos, el trabajo en cubierta, a poner el cebo en las cañas de pescar y a entretener al personal. En Alaska la pesca está asegurada. El otro barco que se dedica a lo mismo volvió un día con una inesperada presa: un pulpo de 34 Kilos!

Amongst other jobs, I worked as a deckhand on a charter boat in Alaska and the second boat, captain Lucas and his clients caught this 34 kilos octopuss that day!

Pulpo II

¡Menudos monstruos hay ahí abajo!

There’s big monsters down there!

 

UNA SOLITARIA TUMBA EN LA ISLA DE FORBES

Las islas Forbes son tres islas inhabitadas de la Gran Barrera de Coral Australiana, en el estado de Queensland. Están catalogadas como Parque Nacional. Solo se puede llegar en barco y no es sencillo -como podéis ver en la siguiente imagen, el coral que las rodea hace muy difícil su acercamiento por peligro a encallar el barco:

Cuál fue nuestra sorpresa cuando al pisar tierra nos encontramos con una solitaria tumba del 1912 rodeada por ollas y teteras de hierro medio roídas.

También hay un pozo de agua dulce…

Los únicos habitantes que quedan son las termitas y algún que otro cocodrilo.

El lugar es un paraíso si pretendes pasar unos días de relax, aunque no dejo de pensar en lo duro que debió ser vivir aquí a principios del siglo 20. Realmente no hay mucho que hacer, te recorres las tres islas en un día.

Nosotros pasamos 3 días explorando, investigando, recogiendo cocos, paseando y soñando con historias de navegantes, exploradores y demás individuos que dejaron huella en este precioso lugar. Y cómo no, hicimos una barbacoa con la pesca del día!

Podría haberme quedado unas cuantas semanas en ese paraíso…

…pero me quedaban muchos más por descubrir.

 

El MONSTRUOSO Y PREHISTÓRICO DRAGON DE KOMODO

Es el lagarto más grande del mundo, de la familia de los varánidos. Puede llegar a medir hasta 4 metros y vivir sobre los 50 años. La hembras deposita huevos, que incubará durante unos 7 u 8 meses. Se da en esta especie el fenómeno de la partenogénesis -poblaciones de hembras que se reproducen sin necesidad de ser fecundadas por machos. Se trata de un proceso de reproducción asexual.

Viven en algunas islas de Indonesia, como Flores, Rinca y Komodo. Son carnívoros. Tienen escamas por todo el cuerpo y una larga lengua bífida, como la de las serpientes, que utilizan para olfatear y recoger información. Comen carroña y presas a las que tienden emboscadas manteniéndose quietos durante largas horas entre la vegetación, esperando el mejor momento para abalanzarse sobre ellas y morderlas. Las presas mueren por la consiguiente pérdida de sangre y por las bacterias que estos dragones tienen en la boca –hay estudios que sostienen que poseen unas glándulas venenosas en la mandíbula inferior. Lo que sí es cierto es que cazan tanto cabras como ciervos y hasta incluso grandes búfalos de agua.

De pequeña pinté un señor paseando a un dragón de komodo, atado a una cadena. No recuerdo de dónde saqué la idea pero es un dibujo que aún conservo –tras horas y horas buscando en el baul de los recuerdos, por fin lo he encontrado! Tenía yo 6 añitos. Este es el dibujo:

Mi encuentro con dragones de Komodo sucedió este pasado mes de noviembre de 2011 mientras asistía a la navegación de un velero desde Australia hasta Malasia, anclando en remotas costas de islas Indonesias. Uno de esos remotos lugares fue una bahía en la isla de Rinca llamada Lehok Ginngo donde a primera vista no había nada pero en cuanto anclamos aparecieron unos pescadores en un destartalado barquito para vendernos desde agua a camisetas del Parque Nacional de Komodo, plátanos, dragones de madera tallados, perlas… Les preguntamos si aquí en Rinca también había dragones y nos contestaron que sí en su precario inglés, que los veríamos por la playa a las tres de la tarde –lo cual nos hizo mucha gracia.

Y no, no aparecieron a las tres como por arte de magia pero sí los vimos a media tarde. Tras una merecida siesta –llevávamos 3 días navegando sin parar desde que dejamos Kupang, en Timor Oeste- nos montamos en la lancha y nos acercamos a la playa y allí estaba, un bonito lagarto de unos 2.5 metros caminando solitario por la arena, sacando la lengua a cada momento. Me pareció un animal extraordinario, prehistórico. Parecía un poco torpe pero luego me dijeron que puede correr sobre los 15 Km/h y es un buen nadador. Nada de bromas!

Mucha gente de Komodo se dedica a la talla en madera de estos animales para luego venderlos a los turistas.

Yo les hice un trueque: una talla de un dragón de Komodo de un palmo mas una camiseta del Parque Nacional por un teléfono móvil. ¿Quién salió ganando? los dos, pues el hombre necesitaba un móvil y yo tenía 2 y poco dinero para comprar así que me llevé 2 regalos sin gastar un duro.

¡LA MUERTE ME PERDONÓ!

Así es. El 3 de Agosto de 2009 sucedió lo siguiente -escrito 3 días después, con morados en los codos, rodillas, tobillos, los glúteos rascados… pero viva!

Soy tan feliz de poder escribiros esto que os voy a contar, no me lo puedo creer, y nadie en el pequeño pueblo ni la gente que conoce estos rápidos se imagina cómo he sobrevivido. Realmente soy una persona afortunada.
El dueño del barco para el que trabajaba vendió su barco así que me fui 10 dias a navegar con mis amigos en su velero. La temperatura aquí es alucinante, un día estamos a 5º y toda una semana estamos a 25º y con un sol increible. En una bahía preciosa con una catarata al fondo hay un lugar con aguas termales: Baranof warm springs.

Allí fuimos mis amigos -Ken y Juanita, americanos- y yo. Como podéis ver en las fotos el sitio es espectacular, con 2 piscinitas de agua caliente junto a un río de aguas bravas.

Pues bien, tras bañarme en ambas, le pedí a Ken que me sacara una foto junto a los rápidos y al levantarme, zas! resbalé!!! Sí, caí en esas aguas, y pensé “ya está”.

Una vez dentro fue como meter a un ratoncito en una lavadora mientras centrifuga, y pensé en lo estúpido que era morir así, pensé en mis padres, en la última foto, desnudita, sonriendo, junto al agua -mi elemento, soy pura Piscis.

Intenté salir a la superficie pero estaba totalmente desorientada, el agua rugía a mi alrededor con una fuerza inimaginable. Conseguí sacar la cabeza y me vi bajando los rápidos, me dije “debes tomar todo el aire que puedas” y dos segundos más tarde el agua me volvió a engullir con fuerza. Esta vez sabía que no aguantaría mucho más, pensé que era el fin, que caería por la catarata y mis amigos me encontrarían flotando en el mar.

Entonces volví a asomar la cabeza y a mi izquierda las aguas se calmaban un poco, intenté nadar hacia allá pero apenas tenía fuerzas y cada vez que intentaba respirar tosía agua -tragué bastante. No sé cómo lo conseguí pero llegué a la orilla y me agarré a las ramas, vomité un montón de agua y comencé a reir pensando” ¡¡¡WOW, QUÉ PASADA!!! Wow, sigo pensando cada día -esto fue el 1 de Agosto- cómo pude salir de allí con vida??? qué afortunada soy de poder contaros esto, porque jamás vi la muerte tan de cerca. Y sucede en segundos.

Así que desde entonces cada día abrazo a mis amigos aquí y les digo cuanto les quiero, y su respuesta es “me alegro de que estés aquí con nosotros”. Y a todos vosotr@s  también os digo que os quiero, que os cuidéis mucho, que me alegro de teneros a cada un@ de vosotr@s y que aunque estemos lejos yo os llevo conmigo y os recuerdo muy a menudo. Disfrutad de la vida porque a veces se acaba cuando menos lo esperas. Yo voy a celebrar cada 1 de agosto mi segundo cumpleaños, el día en que la muerte me perdonó la vida. Un fuerte abrazo.

RITUAL DIARIO DE LOS MONJES BUDISTAS EN LAOS

Se le llama “Almsgiving” en inglés y es la recolecta de comida de los monjes budistas Theravada (las enseñanzas budistas más antiguas).

Cada amanecer, estos monjes de túnica anaranjada dejan el templo y caminan descalzos  en procesión por las calles para recoger la comida que los fieles les ofrecen; el de más edad va primero en la fila. La gente del pueblo espera paciente desde tempranas horas a un lado de la carretera para ofrecerles arroz, fruta, incienso flores… Sus cabezas deben estar colocadas siempre a una altura inferior a la de los monjes.

Esto no se vive como un acto de caridad sino más bien como un intercambio: los fieles dan de comer a los monjes y a cambio ellos se preocupan del bien espiritual de la población. Además, en la tradición budista, cuanto más demos sin buscar nada a cambio, más “ricos” seremos –en el significado más amplio de la palabra.

Los fieles no pueden tocar a los monjes, los cuales recogen la comida en silencio. No  dan las gracias pues es esta una oportunidad para los fieles de ganar méritos para conseguir el nirvana (estado mental de plena paz, libre de sufrimiento, deseo y otras emociones que nos aflijen).

EL HUNDIMIENTO DE ISHMAEL

El 11 de Julio del 2011 recibí un increíble email de mis amigos, dueños del barco Ishmael, contándome que perdieron su barco y casi su vida. Se hundieron en las frías aguas de Alaska –Icy Straits concretamente- tras ser golpeados brutalmente por una ballena jorobada que les lanzó al aire y rompió el barco en dos, dejándoles unos pocos minutos para ponerse las chaquetas salvavidas y llamar a guardacostas.

Fueron rescatados, ya en el agua, por un chárter de pesca, uno de esos barcos que llevan turistas a pescar salmón o halibut. Unos minutos más en esas gélidas aguas y no estarían hoy con nosotros. Mis amigos están muy agradecidos de seguir con vida y ayer me comentaron que esta semana bajan a Vancouver para ver un barco que posiblemente compren.

Podéis leer su historia en el diario de Alaska, The Juneau Empire:

http://m.juneauempire.com/local/2011-07-30/whale-tale-humpback-sinks-sailboat

La fotografía que aparece en el artículo la tomé en 2009 en un viaje que hicimos juntos, navegando en su barco hasta la capital de Alaska, Juneau.

De vuelta a Hoonah fuimos testigos del magnífico espectáculo de unas ballenas jorobadas pescando con su arte de las burbujas (y desde este barco, el Ishmael, ahora en el fondo del mar, hice unas cuantas fotos de ballenas, algunas de las cuales están en el artículo de este blog titulado “El arte de pesca de las ballenas jorobadas”. )

Lo más intrigante de esta historia es el nombre del barco y la coincidencia con la novela de Herman Melville “Moby Dick”, donde un ballenero persigue a una ballena por todo el mundo tras atacar esta a su capitán. El narrador comienza así el libro:”Llamadme Ishmael”…

¿Coincidencia?  ¡Estas cosas me ponen los pelos de punta!