¡LA MUERTE ME PERDONÓ!

Así es. El 3 de Agosto de 2009 sucedió lo siguiente -escrito 3 días después, con morados en los codos, rodillas, tobillos, los glúteos rascados… pero viva!

Soy tan feliz de poder escribiros esto que os voy a contar, no me lo puedo creer, y nadie en el pequeño pueblo ni la gente que conoce estos rápidos se imagina cómo he sobrevivido. Realmente soy una persona afortunada.
El dueño del barco para el que trabajaba vendió su barco así que me fui 10 dias a navegar con mis amigos en su velero. La temperatura aquí es alucinante, un día estamos a 5º y toda una semana estamos a 25º y con un sol increible. En una bahía preciosa con una catarata al fondo hay un lugar con aguas termales: Baranof warm springs.

Allí fuimos mis amigos -Ken y Juanita, americanos- y yo. Como podéis ver en las fotos el sitio es espectacular, con 2 piscinitas de agua caliente junto a un río de aguas bravas.

Pues bien, tras bañarme en ambas, le pedí a Ken que me sacara una foto junto a los rápidos y al levantarme, zas! resbalé!!! Sí, caí en esas aguas, y pensé “ya está”.

Una vez dentro fue como meter a un ratoncito en una lavadora mientras centrifuga, y pensé en lo estúpido que era morir así, pensé en mis padres, en la última foto, desnudita, sonriendo, junto al agua -mi elemento, soy pura Piscis.

Intenté salir a la superficie pero estaba totalmente desorientada, el agua rugía a mi alrededor con una fuerza inimaginable. Conseguí sacar la cabeza y me vi bajando los rápidos, me dije “debes tomar todo el aire que puedas” y dos segundos más tarde el agua me volvió a engullir con fuerza. Esta vez sabía que no aguantaría mucho más, pensé que era el fin, que caería por la catarata y mis amigos me encontrarían flotando en el mar.

Entonces volví a asomar la cabeza y a mi izquierda las aguas se calmaban un poco, intenté nadar hacia allá pero apenas tenía fuerzas y cada vez que intentaba respirar tosía agua -tragué bastante. No sé cómo lo conseguí pero llegué a la orilla y me agarré a las ramas, vomité un montón de agua y comencé a reir pensando” ¡¡¡WOW, QUÉ PASADA!!! Wow, sigo pensando cada día -esto fue el 1 de Agosto- cómo pude salir de allí con vida??? qué afortunada soy de poder contaros esto, porque jamás vi la muerte tan de cerca. Y sucede en segundos.

Así que desde entonces cada día abrazo a mis amigos aquí y les digo cuanto les quiero, y su respuesta es “me alegro de que estés aquí con nosotros”. Y a todos vosotr@s  también os digo que os quiero, que os cuidéis mucho, que me alegro de teneros a cada un@ de vosotr@s y que aunque estemos lejos yo os llevo conmigo y os recuerdo muy a menudo. Disfrutad de la vida porque a veces se acaba cuando menos lo esperas. Yo voy a celebrar cada 1 de agosto mi segundo cumpleaños, el día en que la muerte me perdonó la vida. Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s