UN ALUCINANTE ENCUENTRO CON ORCAS

Tras pasar un par de días en una idílica casa flotante con unos amigos, debíamos volver en lancha hasta donde teníamos el 4×4 aparcado –unos 3 km por una bonita bahía- pero no cabíamos todos, así que un chico y yo nos montamos en los kayaks y no nos importó remar de vuelta.

 

Llevábamos unos 15 minutos remando en aguas tranquilas, alejados de la orilla, rodeados de montañas calmas. Comenzó a chispear, el mar ennegreció y tan solo se escuchaba el silbido de un águila cuando de repente 4 orcas rompieron el agua, a unos 40 metros de nosotros…

 

El macho era tan grande que su aleta de más de medio metro se curvaba hacia abajo. Con él iba una hembra y dos orcas más pequeñas –no sabría decir si eran crías o no.

Al ver a estos majestuosos animales salir del agua los cuatro al unísono, tan cerca de nosotros, y nosotros tan pequeños y tan lejos de la orilla, se me puso el corazón en la garganta y me palpitaba velozmente.

La sensación fue más fuerte que los dos encuentros que tuve con osos donde pensé que nos atacaban seguro. Pero recordé que alguien me había dicho que no hay noticias de ataques de orcas a humanos en Alaska.

Miré a mi amigo, que soltó un “Wooooooow” entre incrédulo y alucinado, y le dije que remáramos hacia ellas, que las quería ver más de cerca. Por supuesto él no estaba muy convencido pero me siguió. Unos segundos más tarde estas cuatro poderosas ballenas desaparecieron en el agua. Volvió la calma a la bahía pero por mi mente pasaron mil ideas en un instante: me imaginé al macho con la boca bien abierta en frente de mi kayak…Glub! Me imaginé a la hembra volcando el kayak y yo desapareciendo en las frías aguas, sentí cómo el frío me paralizaba los músculos al intentar nadar hacia la orilla… imaginé a las dos orcas pequeñas lanzando mi cuerpo al aire como un juguete… destrozándome como a una muñeca de trapo. Me alegra no haber sido la primera de una mortal estadística!

Volvieron a aparecer en la superficie, ya bastante alejadas de nosotros, siguiendo su rumbo quién sabe a donde. Fue un encuentro alucinante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s