PEGAMENTO RÁPIDO PARA UNA HERIDA

En Alaska salí a pescar Halibut -es como un lenguado pero de tamaño enorme- con unos amigos y cogí uno de un tamaño decente. Tras pelearlo un buen rato me dolía el brazo…

Al volver a puerto mi amigo sacó un gran cuchillo y nos enseño a filetearlo. Nos avisó de que estaba muy afilado y que andáramos con cuidado. Cuando llegó mi turno traté de hacerlo como él nos acababa de explicar y creí que lo estaba haciendo bien hasta que se me resbaló el cuchillo de las manos y por reflejo traté de agarrarlo, su cuchilla rebanando la yema de mi dedo pequeño.

La sangre brotaba sin parar y me apreté la herida fuertemente con la otra mano. Así estuve unos cuantos minutos pero al soltarla volvía la sangre. Me dieron dos opciones: ir a la clínica a que me pusieran un par de puntos o Super Glue. Me decidí por la segunda opción. Desde entonces llevo siempre super glue en el botiquín.

Este remedio lo he vuelto a utilizar hace no mucho, ganándome el mote de “La superglue” allí donde trabajé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s